La Crida o llamamiento a la participación es el acto pre-festival más importante. Se celebró el Jueves, 3 de marzo 2016 a las 21.30 en el Clan Cabaret y como primera toma de contacto, en la que se presentó el proyecto, se ofreció una desgustación de lo que será el festival y se hizo un llamamiento a la participación.

Texto leído por Amador en la Crida 2016

La historia de Alacant Desperta la conocemos todos. No hace falta repetirla. Es la de una explosión colectiva de imaginación y creatividad; de libertad y camaradería que, tras dos ediciones en la década pasada, frustró el anterior gobierno municipal. Trescientos artistas, cien voluntarios, nueve espacios artísticos, tres días de duración y diez mil visitantes fueron números tan contundentes que hicieron pensar a los dirigentes trasnochados de entonces que aquella cosa rara que había nacido delante de sus narices de alguna manera era contraria a sus intereses y había que cortarla de raíz. Y la prohibieron. Pero el recuerdo de lo que se había conseguido levantar aportando cada uno su granito de arena y de los valores que transmitió ha permanecido en el tiempo y aún inspira muchos de los proyectos que se desarrollan hoy en día en nuestra ciudad.

Pero… “gira el mundo, gira, en el espacio infinito…”, -cantaba el gran Jimmy Fontana todavía en blanco y negro y, hete aquí que durante estos últimos años, hemos podido comprobarlo contemplando cómo una nueva generación de españolitos sin perspectivas de futuro, indignada por la degradación paulatina de las instituciones y preocupada por la irrefrenable pérdida de derechos y valores, ha asaltado las calles para decir basta a un modelo disuasorio de sociedad y ha irrumpido en la vida política haciendo temblar los cimientos del bipartidismo oligarca y aireando generalizadas prácticas de corrupción heredadas de oscuros regímenes anteriores encontrándose precisamente entre sus víctimas aquellos que nos negaran en su día el pan y la sal que han perdido sus cargos y se encuentran hoy arrinconados y en boca de todos si no con el peso de la ley pisándoles los talones. El tiempo ha puesto, al fin, a cada uno en su lugar y este nuevo paisaje político que nos rodea y esta renovada atmósfera que respiramos nos brindan hoy la oportunidad de retomar nuestra actividad y repetir aquella enriquecedora experiencia.

 

A la llamada de uno de nosotros acudimos los más implicados a una cena informal convocada con el único propósito de sondearnos y verificar nuestra disposición. Algunos acudimos recelosos de que repetir la misma fórmula en un contexto diferente fuera lo mejor pero el encontrarnos de nuevo todos juntos con los recuerdos encima de la mesa destapó el frasco de las emociones y a medida que se vaciaban las botellas nos fuimos dando cuenta uno tras otro de que ese espíritu aún vivo de aquello que creamos nos reclamaba de nuevo y que no nos podíamos escaquear. Así que, durante estos últimos meses nos hemos estado reuniendo junto a otros que quizás el azar, o la causalidad, ha situado cerca en este precioso momento constituyéndonos en una especie de “grupo promotor” aún sin ninguna pretensión de protagonismo. Hemos sopesado pros y contras, discutido, redactado un proyecto, elaborado un cronograma, actualizado legalmente la asociación, pulsado a nuestros nuevos gestores municipales, subido con sus técnicos al castillo para evaluar las necesidades del recinto y, por fin, concluido que todo estaba a favor y que nos encontrábamos en disposición de convocar a la ciudadanía a la celebración de una nueva edición del Festival. Solo faltaba elaborar un manifiesto que pusiera a todos en antecedentes y convocar una fiesta de presentación.

Me complace decir que si hoy estamos aquí celebrando la finalización de este proceso previo es porque el trabajo se ha hecho bien. Siguiendo las pautas de comportamiento que caracterizaron nuestra manera de funcionar en las anteriores ediciones: disfrutando en su realización, aportando sin mirar de reojo lo que hace el de al lado, tratando de ilusionar con nuestro proceder y con el convencimiento aprendido de que nunca el esfuerzo caería en saco roto porque, en el fondo, es el viaje lo que cuenta.

Pero el proceso todavía no ha terminado y llegados a este punto ahora comienza una nueva fase decisoria en la que habremos de evaluar si hay un mínimo razonable de personas que están por la labor. Porque Alacant Desperta no es un grupito de amigos ni una estructura de negocio que consigue montar lo que se propone siguiendo los dictámenes de la lógica empresarial sino una herramienta de transformación social fundamentada en la colaboración codo con codo. Así que nos hemos concedido un mes, dentro del cronograma, para intentar captar el máximo interés explicando el proyecto donde se nos reclame con el fin de que el próximo jueves, ¿? de marzo, día de la primera asamblea de Alacant Desperta 2016, no quepa ni un alfiler en nuestro local. Allí se repartirán las tareas y se organizarán los equipos de trabajo. El grupo promotor no ha querido arrogarse funciones que no le correspondían por lo que está todavía todo por decidir. La distribución de los espacios, las formas de financiación, si permitimos o no mercadillo o puestos de comida, si llevamos nosotros las barras o las externalizamos, si la participación artística debe comportar alguna contraprestación en turnos de voluntariado… porque cada Alacant Desperta es diferente a los anteriores en función de los participantes que se involucran en cada edición. A partir de ese momento, el grupo promotor dará su labor por concluída y la asamblea se hará cargo de la responsabilidad de sacar adelante el próximo festival.

La razón por la que intentemos transformar la realidad a través del arte y la imaginación no es otra que mientras que dos más dos nunca conseguirán ser más que cuatro sol más re más do son emoción, sentimiento y es únicamente desde el corazón que se puede emprender ese viaje. Así que es desde nuestro corazón que convocamos a las alicantinas y alicantinos de las anteriores y la nueva generación a aportar vuestro granito de arena en esta iniciativa que habrá de servirnos para dar visibilidad a cuantas propuestas artísticas, culturales y sociales se cuecen entre nosotros. A las gentes responsables que no escuchais los cantos de sirena del menfotismo y habeis comprendido que no se consigue nada sin esfuerzo. Nuestra ciudad está huérfana de alicientes y necesita empoderarse para que sus habitantes nos sintamos orgullosos de vivir aquí. Levantemos entre todos algo que nos dignifique por igual. Un Templo de Salomón. Una pirámide de Egipto. Construyamos una nueva forma de relacionarnos que es la base para afrontar con garantías el futuro incierto que nos espera. Conquistemos nuestro futuro.

Alacant Desperta es, en el fondo, un ejercicio de honorabilidad. Una incitación a la responsabilidad. Un coger la vida por los cuernos. Un salirse de la rueda. Un acto de generosidad. Un animarnos los unos a los otros. La sensación de no estar solos. Un ataque frontal y despiadado a la línea de flotación de esa tendencia a vegetar que nos denigra y nos somete. La premisa necesaria para mejorar nuestra convivencia.

La más alta expresión del ser humano.
La creatividad es un arma cargada de futuro.